El Santander rebaja las condiciones del ERE un 5%


El Banco Santander rebaja las condiciones del ERE que quiere aplicar en la entidad. Ahora, propone prescindir de 3.800 trabajadores en vez de los 4.000 de la primera propuesta. A cambio, quiere reubicar en otras empresas del grupo a 1.200 empleados, doscientos más que en un primer momento. Los sindicatos aplauden el avance pero insisten en que seguirán trabajando para reducir la destrucción de empleo. Por otro lado, la entidad aceptó mantener las primas de adhesión, a falta de concretar la propuesta, así como retirar la movilidad geográfica de 400 kilómetros y entre islas y limitar la movilidad máxima a 150 kilómetros. Para CCOO, estos avances siguen siendo aún insuficientes y vuelve a exigir reducir el número de trabajadores que van a salir del grupo. La próxima reunión será este 3 de diciembre. El ajuste también traerá aparejado el cierre de sucursales, de alrededor de 900 o 1.000, siendo este último el tope, lo que supone un recorte del 32% de la red, que cuenta con 3.110 oficinas. La entidad financiera justificó este recorte por “causas económicas, productivas y organizativas”.