El USB tipo C se instaurará como cargador único a partir de 2024


La normativa, aprobada por el Parlamento Europeo y el Consejo Europeo a propuesta de la Comisión Europea, ha fijado una nueva Directiva de Equipos Radioeléctricos que establece una solución de carga única para los dispositivos electrónicos, el USB tipo C.

La nueva regulación pone el foco en la sostenibilidad para hacer que los productos de la Unión europea sean más sostenibles, reducir los residuos electrónicos ya que según datos aportados por el Parlamento Europeo, se calcula que los cargadores desechados y no utilizados representan unas 11.000 toneladas de residuos electrónicos al año.

Además, se busca facilitar la vida de los consumidores de manera que ya no necesitarán usar un dispositivo de carga y un cable diferente cada vez que compren un nuevo aparato ya que podrán utilizar un único cargador para todos sus dispositivos electrónicos portátiles de pequeño y mediano tamaño.

La norma afecta a smartphones, tabletas, libros electrónicos, auriculares, cámaras digitales, cascos, consolas de videojuego y altavoces portátiles que se recarguen por cable, independientemente del fabricante. Asimismo, los ordenadores portátiles tendrán que adaptarse a esta norma antes de 40 meses después de la entrada en vigor (principios de 2028).