Emmanuel Macron propone un nuevo acuerdo político al Líbano en su visita a Beirut

La llegada de Emmanuel Macron al Líbano causó revuelo de principio a fin. Fue el primer jefe de gobierno extranjero en visitar el país tras la trágica explosión del martes. Acompañado de una gran multitud, Macron caminó por las zonas más afectadas y conversó con los presentes que entre gritos celebraban el respaldo de Francia pero a su vez protestaba contra su clase política.

Sin poder hacer oídos sordos a la demanda popular, el mandatario francés prometió poner sobre la mesa del Gobierno libanés un nuevo pacto político, además de más ayudas y el apoyo su país a la investigación del siniestro.

Antes del suceso, Líbano se encontraba sumido en una crisis económica y política, enmarcada por denuncias de corrupción y fuertes protestas.