En 2019 fueron atendidas 5.187 mujeres a través de la vía rápida de cáncer de mama


El Servicio Gallego de Salud atendió, durante 2019, a través de la vía rápida de cáncer de mama, a un total de 5.187 mujeres, con un tiempo medio de espera de 4,5 días. El departamento sanitario gallego quiere destacar que la atención a las personas que sufren una patología oncológica constituye un eje vertebrador de la prestación de asistencia en el Sergas. En el caso de los pacientes oncológicos, asegurar una atención de calidad y mejorar sus expectativas de vida pasa, sin duda, por mejorar su proceso de atención, disminuyendo las ineficiencias y estandarizando, en la medida del posible, los cuidados a lo largo de toda la trayectoria asistencial.

Hace falta destacar que la participación de las mujeres gallegas en el Programa gallego de detección precoz del cáncer de mama está por encima de los estándares europeos. Esto hace posible que alrededor del 93% de los tumores puedan ser detectados en estadio precoz.

El seguimiento de los pacientes tratados de cáncer no finaliza en el momento en que se hace el tratamiento. Cada vez son más los supervivientes de cáncer que precisan de un seguimiento continuado a largo plazo, próximo, coordinado y superespecializado, debido al riesgo de sufrir secuelas o problemas de salud secundarios al tratamiento recibido. El cáncer de mama es uno de ellos; durante toda estos meses de pandemia provocada por la covid-19 se tuvo, como una premisa básica, mantener la actividad de las vías rápidas oncológicas, y garantizar su tiempo máximo de espera. En todo momento estuvo presente esta prioridad para el Servicio Gallego de Salud.

El Sergas sigue trabajando en minimizar los tiempos de espera, facilitar la continuidad asistencial y basar la práctica clínica en la mejor evidencia científica disponible, estableciendo, de manera clara y precisa, tanto la sistemática de atención como los mecanismos de coordinación de los distintos profesionales implicados en todos los niveles asistenciales.