Entran en vigor las primeras Directrices del Paisaje de Galicia


Las Directrices del Paisaje son un documento que guiará y dota a la comunidad gallega de una herramienta con la que proteger, gestionar y conservar el paisaje, con la que afianzar su actual posición entre las comunidades más avanzadas en materia paisajística.

En el documento se recogen las normas y directrices que deberán integrarse en la totalidad de iniciativas que se promuevan en el territorio gallego, con la finalidad de preserva y cuidar los valores paisajísticos. En definitiva, se busca compatibilizar la protección y mejora del paisaje con el desarrollo económico de Galicia.

Incluyen una serie de normas que serán obligatorias para los instrumentos de planificación sectorial y urbanística, así como para las estrategias regionales y locales; y un listado de recomendaciones que serán orientativas y sugieren limitaciones o condiciones de carácter genérico.

Las nuevas Directrices del Paisaje de Galicia, en todo caso, deberán integrarse en cualquier plan, programa o proyecto que se lleve a cabo en el territorio de la comunidad, que, por lo tanto, deberán tener en cuenta los valores paisajísticos en todas sus fases, respetando el carácter diferenciado de las grandes áreas paisajísticas y de los diferentes tipos de paisajes.

Se establecen pautas obligadas como ocultar los tendidos eléctricos en las nuevas urbanizaciones; se limitan las actividades extractivas en las áreas especialmente protegidas, que deberán tener especial justificación; o se prohíbe la repoblación en zonas afectadas por incendios con especies invasoras.