España supera los 1.000 fallecidos y el Gobierno avisa: «lo peor está por llegar»


Sexto día de confinamiento en España, con un dato no por menos esperado igual de dramático: el país alcanza los 1000 fallecidos por coronavirus, con más de 20.000 contagiados.

Y la lucha continúa. En Barcelona, la Unidad Militar de Emergencias desinfectaba a conciencia tanto el aeropuerto del Prat como el puerto de la ciudad condal, mientras en el resto del país se suceden las imagénes de controles policiales a la ciudadanía, velando por el cumplimiento de las normas de movilidad, cada vez más drásticas: queda terminantemente prohibido el desplazamiento a una segunda residencia y no se permite que vaya más de una persona en un vehículo salvo que se trate de un menor o una persona con necesidad de asistencia.

Sanidad advierte de que lo peor está por llegar, mientras gobiernos autonómicos y ciudadanos siguen a la espera del material necesario, como mascarillas o respiradores. Este viernes, el ministro Salvador Illa confirmaba que dicho material llegará en los próximos días, aunque sin especificar:

«Repartimos dicho material donde hace falta», matizaba el titular de Sanidad. «Tenemos que garantizar la equidad del sistema. Hemos repartido un millón y medio de mascarillas y está en camino una partida de 300.000. Estamos trabajando para garantizar un suministro regular de esos productos y cuando lo tengamos garantizado lo daremos a conocer».