Estrictas restricciones en quince ayuntamientos para frenar el coronavirus

Ourense, Cambados y Ortigueira fueron los últimos en incorporarse a la lista. La mayoría está en la provincia de Pontevedra. Son Poio, Marín, Vilagarcía y Vilanova de Arousa, Sanxenxo, Meis y Pontevedra. La completan Santiago y el núcleo amesán del Milladoiro en A Coruña, Verín y O Barco de Valdeorras en Ourense y Lugo capital. Están prohibidas las reuniones de más de diez personas y los negocios deben reducir la ocupación de sus locales al cincuenta por ciento. Las barras de los bares quedan fuera de servicio. En la hostelería, las medidas se aplican con rigor y resignación. El mal tiempo no les permite sacar provecho de las terrazas, que pueden funcionar al setenta y cinco por ciento. Los vecinos asumen las medidas como necesarias.