Europa se une a las protestas contra el racismo

«Sin Justicia no hay paz». Las consignas antirracistas por la muerte de George Floyd han dado la vuelta al mundo. Y también la indumentaria, de negro, en solidaridad con el movimiento «Black Lives Matter».

Solo en el centro de Berlín unas 15.000 personas se congregaron este sábado en Alexanderplatz. En otras ciudades como Düsseldorf, guardaron 8 minutos y 46 segundos de silencio, exactamente el tiempo que el policía presionó con su rodilla el cuello del afroamericano hasta asfixiarlo.

«El racismo viene del prejuicio y el prejuicio viene de la ignorancia y la estupidez, y creo que es importante que le expliquemos esto a la gente y mostrar que es importante estar aquí para un futuro más brillante y un mejor sentido de la convivencia.», señala una joven berlinesa.

Un chico nigeriano clama que «ya es suficiente, hay que hacer algo, no podemos cruzarnos de brazos y decir que todo está bien».