Feijóo pide continuismo frente a necesidad del cambio defendida por el resto de partidos

crtvg

El único gran debate de la campaña de las elecciones de 12 de julio fue empleado en buena medida por el candidato a la reelección por el Partido Popular, Alberto Núñez Feijóo, para escudarse en potenciales riesgos de un posible Gobierno de la fuerzas de la izquierda, que por varias vías se brindaron al pacto para conformar una mayoría alternativa. Mientras, el actual titular de la Xunta, con un tono más apresurado del habitual, jugó reiteradamente la carta del «más vale malo conocido». El debate finalizó pasadas las 00.20 horas con los tradicionales «minutos de oro», en que las candidatas y los candidatos dispusieron de 60 segundos para tratar de convencer a las electoras y electores para que voten su alternativa el 12 J.