Fisterra tampoco se salva del fuego


Varias brigadas trabajaron sin cesar a lo largo de esta mañana de viernes en las parroquias de Duio, Mallas y Sardiñeiro, para tratar de frenar un incendio que según las primeras estimaciones afecta a unas 120 hectáreas. No fue necesario evacuar las viviendas, pero se vivieron momentos de tensión por la cercanía del fuego a las casas. Dos aviones y un helicóptero colaboraron también en la extinción contra reloj, para frenar el avance de las llamas.