Galicia contará a partir de 2023 con un dispositivo público de lucha contra incendios

Arquivo.

El conselleiro del Medio Rural, José González, anunció en el Parlamento que, a partir del año 2023, dos tercios de los componentes del Servicio de prevención y extinción de incendios forestales de la Xunta trabajarán todo el año, ya que todos los puestos de trabajo de nueve meses se van a pasar a doce meses. Asimismo, indicó que está en marcha un proceso de funcionarización para que muchos de ellos puedan adquirir la condición de funcionario. Unas noticias que trasladó en el marco de su comparecencia, la petición propia, para dar cuenta del balance de la campaña de incendios de 2022 e informar de un paquete de 20 medidas para hacer frente a esta lacra.  

Estas mejoras estructurales vienen a complementar la llevada a cabo entre 2017 y 2020, donde se incrementó de forma progresiva el tiempo de trabajo del personal de tres meses hasta los seis meses actuales de contratación. Una medida, aseguró José González, que supuso duplicar los costes laborales de este personal, pasando de menos de siete millones de euros a más de 14 millones.

Además, también se duplicarán las brigadas helitransportadas públicas de la Xunta, creando tres nuevas brigadas públicas que se sumarán a las ya existentes en las bases de Marroxo, Campiño y Vilarmaior. Una apuesta decidida, reiteró el conselleiro, por un dispositivo público que cada año evidencia su profesionalidad y riguroso trabajo a favor de los montes gallegos.

Del mismo modo, se creará un nuevo grupo formado por profesionales especializados para la lucha contra los fuegos más virulentos.