Los Autónomos se sienten ahogados | Galicia pierde en noviembre 2.134 afiliados a la Seguridad Social


Vivimos un drama, camino de una tragedia. Los datos facilitados este miércoles por el Ministerio de Inclusión revelan el sufrimiento y la agonía del tejido empresarial, que en Galicia como en España está constituido mayoritariamente por Autónomos y pymes.

En Galicia, se han perdido en noviembre 2.134 afiliados, y en un año, se han perdido 13.706.

En cuanto al Régimen de Autónomos, en cifras netas, se han perdido 1.219 Autónomos el último año. Los Autónomos resisten heroicamente, pero el fin de año puede ser trágico. Por sectores, la hostelería continúa su particular “via crucis” y pierde 3.152 activos en un mes, debido a la crisis general agravada por las medidas de cierres, limitaciones de movilidad y toques de queda. Otros sectores muy castigados son el comercio, la industria manufacturera, y como no, el ocio, los eventos, ferias, actividades de temporada, que en algunos casos no han podido facturar ni un solo euro en este año 2.020, fotografía, cultura (escuelas y academias de danza, música o baile, por ejemplo, el turismo…

Mientras los Autónomos se defienden como pueden y resisten, la maquinaria del Estado los tritura de manera inmisericorde; solo en este pasado noviembre, han tenido que padecer el incremento de las cuotas de la seguridad social, más el pago del aplazamiento de impuestos concedido en el primer estado de alarma, más el primer pago de las cuotas aplazadas de Autónomos, aquellos que lo solicitaron en el pasado mes de mayo. Un auténtico infierno fiscal, que los Autónomos han tenido que acometer, en un escenario de escaso consumo, menor demanda interna, restricciones o prohibiciones de apertura, toques de queda, cierres perimetrales y limitaciones de movilidad.

Los Autónomos, una vez más, instan a las Administraciones a elaborar urgentemente un auténtico plan de emergencia que garantice su supervivencia.