Galicia y Asturias trabajarán por los intereses compartidos


El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, mantuvo en Oviedo una reunión con el presidente del Principado de Asturias, Adrián Barbón, en la que entre otros asuntos analizaron el nuevo período de financiación europea y acordaron trabajar conjuntamente para lograr un aterrizaje suave de los fondos que reciben ambas regiones procedentes de la Unión Europea.

En pleno proceso de definición de la asignación del período 2014-2020, las primeras previsiones indicaban que Galicia y Asturias serían las regiones que perderían más financiación comunitaria, una cuestión especialmente gravosa en la actual situación de pandemia y de su impacto en la economía y en el empleo.

Ante esta posibilidad de un descenso brusco en la percepción de fondos, los presidentes gallego y asturiano acordaron hoy trabajar codo a codo para que este reparto provisional se corrija y ninguna región sufra en el próximo período una bajada abrupta de los fondos que recibió en el actual período 2014-20.

En esta línea, el presidente de la Xunta subrayó que, a nivel de apoyos europeos, está el fondo de reconstrucción europea frente a la covid-19, pero eso no puede hacer olvidar que está a punto de aprobarse el presupuesto comunitario 2021-2027. Para eso, destacó que “es fundamental que los fondos de cohesión, cuya cuantía prácticamente permanece estable para España, se repartan con criterios de salvaguarda y con una red de seguridad” de forma que las comunidades autónomas no pierdan fondos con respecto al período actual.

En concreto, se formará un grupo de trabajo en el que habrá representantes de los departamentos de Hacienda de ambos gobiernos para, según indicó el presidente, “hacer un documento conjunto y poder hacer una propuesta conjunta al Gobierno de España”. Y destacó que esta tarea se hará “con independencia de los colores” y trabajando por los ciudadanos.

Intereses compartidos

En otro orden de asuntos, Feijóo y Barbón también se refirieron a la alianza puesta en marcha entre Galicia, Asturias y Castilla y León, en defensa de los intereses logísticos compartidos, en concreto, el corredor ferroviario de mercancías, sobre la que renovaron su compromiso.

“Esto nació de una cumbre y de muchos meses de trabajo en el año 2017”, destacó Feijóo y recordó que en su día se consensuó un plan de necesidades cifrado en 3.000 millones de euros y fue trasladado al Gobierno central para facilitar la defensa de sus intereses ante las convocatorias de fondos de la UE.

El presidente de la Xunta también aseveró que se trataron otros temas comunes en la reunión como el reto demográfico, la dispersión y el envejecimiento de la población, y afirmó que estos factores suponen “un incremento en el coste de la prestación de los servicios públicos”. Así, concluyó, “debe estar dentro de cualquier sistema de financiación de un país descentralizado”.