Guardacostas requisa cerca de 1.200 kilos de distintas especies de pescado y marisco


Agentes del Servicio de Guardacostas de Galicia, dependiente de la Consellería del Mar, requisaron cerca de 1.200 kilos de distintas especies de pescado y marisco, más de 150 útiles y 800 metros de artes de enmalle en diferentes controles realizados en los últimos días en el litoral de Galicia. La mayor parte de los decomisos fueron devueltos al mar y cerca de 1.000 kilos se correspondieron con centollo, coincidiendo con el inicio de la campaña de extracción de este recurso, que comenzó el pasado 9 de noviembre en las provincias de A Coruña y Pontevedra.

Precisamente, ante el fin de la veda de este crustáceo los agentes del Servicio de Guardacostas de Galicia y del Servicio Marítimo de la Guardia Civil, incluidos efectivos del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas, están desarrollando controles conjuntos por las costas gallegas con el objetivo de verificar que se cumple la normativa relativa a la captura de esta especie y velar por la protección del recurso.

Una de las actuaciones más importantes se produjo en el puerto de Ares, donde los agentes de los dos cuerpos decomisaron alrededor de 460 kilos de centollo e identificaron a cuatro embarcaciones que tenían a bordo capturas irregulares. Los ejemplares requisados fueron devueltos al mar en la zona de As Marolas. Los mismos efectivos realizaron también un control en la ría de Ferrol, donde decomisaron 42 kilos de centollo y algo más de cinco kilos de vieira a una embarcación de recreo.

Los agentes también realizaron numerosos controles en el entorno de la ría de Vigo que se saldaron con el decomiso de más de 170 kilos de distintas especies y la incautación de una cacea con 90 nasas. La actuación más importante se produjo por tierra, en el puerto de O Berbés, donde los guardacostas decomisaron más de 126 kilos de centollo y cerca de 15,5 kilos de nécora extraídos irregularmente y que fueron devueltos al mar.