Hacer la compra con la palma de la mano ya es posible con Amazon One


Amazon ha presentado una de sus últimas innovaciones para agilizar compras en sus establecimientos. El dispositivo biométrico Amazon One permite ya pagar en tiendas Amazon Go de EE.UU. mostrando únicamente la palma de la mano, como asegura Dilip Kumar, vicepresidente de Tecnología de la compañía, en el blog oficial de la empresa.

La nueva herramienta permite crear una «firma de palma» asociada a una tarjeta de crédito. El registro de usuario es sencillo y rápido: basta con poner la palma sobre el Amazon One sin necesidad de contacto para que ésta sea escaneada. El dispositivo no almacena la imagen, sino que la envía cifrada a un área segura de la nube creada por Amazon, donde se crea la firma en base a diferentes aspectos de la palma de la mano.

Kumar explica que el servicio está diseñado para ser «altamente seguro», y utiliza algoritmos y programas informáticos personalizados para crear «la firma de palma única de una persona». Desde la empresa de Jeff Bezos consideran que la palma de la mano es una opción más privada que otras alternativas porque «no se puede determinar la identidad de una persona mirando una imagen de su palma».

«También requiere que alguien haga un gesto intencional colocando su palma sobre el dispositivo para usarlo. Y es sin contacto, lo que creemos que los clientes apreciarán, especialmente en los tiempos que corren», opina Kumar en referencia a la crisis sanitaria.

El vicepresidente de Tecnología de Amazon cree que Amazon One podría tener muchas aplicaciones más allá del acceso a las tiendas. Por ello, la empresa planea ofrecer el servicio a terceros como comercios minoristas, estadios o edificios de oficinas, al ser lugares donde «más personas puedan beneficiarse de esta herramienta».

Comprar sin pasar por caja
Las tiendas Amazon Go ya disponen de un sistema de compra sin pasar por caja desde que se abrieron por primera vez en 2018. Gracias a la tecnología Just Walk Out, el usuario solo tiene que escanear un código de la app de la tienda con su smartphone.

Durante su estancia, una red de cámaras realiza un seguimiento de los productos desde que son retirados de la repisa hasta que salen por la puerta del establecimiento. Tras la compra, la empresa envía al cliente una factura de los productos adquiridos. Con Amazon One, la empresa pretende dar un paso más hacia la comodidad del usuario, ya que elimina la necesidad de usar dispositivos digitales para realizar las transacciones.

La empresa de Bezos ya anunció en julio las pruebas de otra de sus tecnologías: el Dash Cart, un carrito de la compra inteligente que registra los productos que se introducen en él.