Homenaje al futbolista Ramón González

Familiares del primer medallista olímpico coruñés, Ramón González, recibieron en el salón de plenos del ayuntamiento de A Coruña un distintivo por parte de la alcaldesa, Inés Rey, al cumplirse cien años de aquellos juegos que se celebraron en Amberes en 1920, donde el delantero y la selección española se proclamaron subcampeones. Sus nietos Ramón y Alejandro trajeron al Ayuntamiento la medalla de plata, unas fotografías del jugador y el maletín con el que viajaban todos los miembros del equipo, que aún tenía las pegatinas de los hoteles en los que se alojaron. La regidora recordó en el acto de homenaje en que también estuvo presente la concejal de Deportes, Mónica Martínez, que en aquellos tiempos, los futbolistas viajaban en tercera clase y no recibían atenciones especiales «como nuestro Ramón, que se trasladó a Bélgica con fiebre, no fuese a ser que en el trayecto se curara y pudiera situarse en la línea de gol».