Hoy tendría que haber un nuevo presidente en Galicia y hay una precampaña soterrada

El pasado 4 de marzo, día en que se confirmó el primer caso de coronavirus en Galicia, todas las fuerzas políticas mantenían con normalidad una agenda de precampaña que desembocaría este domingo 5 de abril, en una movilización de cientos de miles de personas ante las urnas, impensable en pleno confinamiento. El aplazamiento de las elecciones dejó sin efecto la convocatoria electoral pero no la disolución del Parlamento, de ahí la inédita situación institucional que vive el país. En la actual oposición existe el convencimiento de que la maquinaria preelectoral del PP no está cerrada por pandemia, mientras los populares ven la izquierda en una “deriva irresponsable”. El 5A ya no existe y nadie puede afirmar cuándo se volverán a convocar las elecciones, en que clima social y político y con que expectativas. Pero pocos niegan la existencia de una precampaña soterrada.