Impulso al uso de las lenguas cooficiales en el ámbito tecnológico


El Ejecutivo español desarrolla el PERTE «Nueva Economía de la Lengua» y persigue reducir la brecha digital con la creación de una red de centros de formación. Asimismo, destina ayudas a proyectos innovadores en el área de computación en la nube y al uso del 5G en emergencias.

El Consejo de Ministros ha destinado 7,5 millones de euros a financiar la creación de una base sólida de conocimiento en las lenguas cooficiales del Estado con el fin de que su inclusión en las aplicaciones tecnológicas sea atractiva para la Administración y las empresas.

La vicepresidenta primera del Gobierno y ministra para Asuntos Tecnológicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, ha enmarcado estas subvenciones en el Proyecto Estratégico para la Recuperación y la Transformación Económica (PERTE) «Nueva Economía de la Lengua».

El PERTE sobre Lengua pretende, en palabras de Calviño, «aprovechar la palanca de los 600 millones de hispanohablantes en todo el mundo para que impulsemos la presencia del castellano y del resto de las lenguas cooficiales de nuestro país en la nueva economía digital, es decir, para que la inteligencia artificial piense en español, en castellano y en las lenguas cooficiales».