Inaugurada una muestra en la memoria de ‘MAN de Camelle’


El Ayuntamiento de Camariñas inauguró este jueves la muestra que recuerda la figura de Manfred Gnädinger, ‘MAN de Camelle’, cuyo objetivo es el de poner en valor su legado en el año que se conmemoran los 20 años de su muerte.

La exposición, que se encuadra dentro de los diferentes actos programados en las últimas semanas por el vigésimo aniversario de la tragedia del Prestige, estará en el Museo de MAN, situado en Camelle, y podrá visitarse hasta el 31 de enero de 2023.

‘Tras as pegadas de Man’, como se titula la exposición, recoge las obras realizadas por Retoque Retro, que componen Isabel García, Javier Sernates y Ana Lema, quienes le dan vida a las composiciones que forman parte del compendio de las obras. El objetivo principal, además de rendirle memoria a MAN, es crear una conciencia ambiental. Las obras están hechas de desechos recogidos en las playas del entorno. El presente año, los autores llegaron a recoger 10.000 bastoncillos para los oídos o 5.000 tapones.

La alcaldesa, Sandra Insua, abría con sus palabras el acto inaugural y tras la actuación musical del Coro Municipal Brisas do Mar, recordando que “Manfred era un profesor que daba clase en Suiza a personas en riesgo de exclusión social, y aunque eso ya nos da una idea de la maravillosa persona que era, el resto de la historia no queda atrás”, enfocando en el “enamorado que quedó de Camelle, a donde regresaría para el resto de su vida en una casita de 3 por 2 metros al lado del Atlántico y durmiendo a la cuna de las ondas al batir en las rocas de este lugar de nuestra villa”, proseguía la regidora.

“No quiero seguir viviendo después de ver morir todo lo que yo significo” fue una de las frases que pronunció la alcaldesa, obra de MAN, tras observar estupefacto lo que provocara el hundimiento del Prestige en la costa camariñana. “Pero dejaste huella, en el pueblo y en la de los visitantes, que contemplan y contemplamos asombrados y asombradas el pequeños y pequeñas que somos”. Insua finalizó subrayando que “gracias a su legado, hoy el Mundo es un lugar un poquito más amable. Y no podemos dejar morir este amor. El amor por un lugar que siempre será suyo”.

Posteriormente se celebró una mesa redonda en la que participaron la propia alcaldesa, Sandra Insua, personas pertenecientes a diferentes asociaciones y colectivos como Mar de fábula o Retoque Retro, así como personas que conocieron a Manfred Gnädinger y que vivieron la catástrofe del Prestige de cerca. Estuvo moderada por Andrea Serodio. Presenció la jornada el propio sobrino de MAN.

Para finalizar, tuvo lugar la ofrenda floral en honor y memoria de la figura del Alemán de Camelle, Manfred Gnädinger.