Instalado en Bilbao un cable submarino de fibra óptica que conectará España con los Estados Unidos


Google instaló en Bilbao su gran cable submarino que va a conectar España con el Reino Unido y con los Estados Unidos. Cuenta con tenerlo plenamente operativo el año que viene. El cable de fibra óptica surcará más de 6.000 kilómetros de lecho marino, de Bilbao a Cornualles, y de Cornualles la Nueva York. Con él, la multinacional espera aumentar la potencia de sus servicios a ambos lados del Atlántico. Tendrá capacidad para transportar 340 millones de terabytes por segundo, lo que permitirá aumentar notablemente la velocidad del tráfico de datos.