La conselleira del Mar, Rosa Quintana, visitó varias inversiones de la Xunta en Cabana


La conselleira do Mar, Rosa Quintana, visitó este viernes los trabajos de acondicionamiento ambiental y puesta en valor del borde litoral realizados en el estuario del río Anllóns, promovidos por el Ayuntamiento de Cabana de Bergantiños y llevados a cabo al amparo del Grupo de Acción Local Pesqueiro (GALP) Costa da Morte. En concreto, esta actuación posibilitó la recuperación de la servidumbre de tránsito y la restauración ambiental entre la playa de Curro y el monte San Sebastián –unos 1.000 metros– ante la necesidad de mejorar su estado.

La conselleira, que estuvo acompañada por la directora xeral de Desenvolvemento Pesqueiro, Susana Rodríguez, y el alcalde de la localidad, José Muíño, especificó que el proyecto contó con una ayuda pública de cerca de 200.000 euros (el 85% del coste total) para mejorar la calidad de vida de los usuarios de este espacio, aumentando el recorrido de la senda peatonal existente hasta alcanzar los 4,5 kilómetros en los últimos tramos de la ribera del río Anllóns.

La titular de Mar puso en valor este proyecto al tratarse de un espacio protegido con alto valor ambiental y natural, incidiendo en el atractivo turístico y en la recuperación de las señales de identidad propios del municipio así como en la busca de compatibilizar los usos del litoral con los sociales, culturales y de ocio. En este sentido, destacó la contribución de esta iniciativa a la hora de concienciar y educar tanto sobre los valores del territorio costero de la Costa da Morte cómo de su cultura marinera.

El GALP Costa da Morte llevó a cabo un total de 51 proyectos de los 661 que desarrollaron los Grupos de Acción Local Pesqueiro durante el período 2016-2021. De hecho, de los 38 millones de euros que destinó la Xunta a estas iniciativas, un 14% (5,3 millones) fueron para este grupo, al mismo tiempo que de los 470 empleos que se crearon en Galicia a tiempo completo gracias a estas iniciativas 30 correspondieron a este GALP.

La actuación

Los trabajos llevados a cabo durante el pasado año en el borde litoral del estuario del río Anllóns incluyeron movimientos de tierra, drenaje, actuaciones de jardinería, pavimentación e inclusión de mobiliario urbano y señalización, entre otros. Así, la senda actual entre la playa de Curro y el monte San Sebastián dispone de paneles interpretativos que ayudan a conocer el hábitat fluvial y fomentan la protección de un lugar de importancia comunitaria, así como de los productos de la actividad marisquera.

El espacio cuenta también con un nuevo observatorio de aves en un entorno declarado de especial protección de estos animales, donde se viene desarrollando una importante tarea de investigación y divulgación. El proyecto tiene una funcionalidad paisajística, de carácter turístico, recreativo y de desarrollo sostenible con el fin de construir una zona de esparcimiento e interpretación ambiental.