La demarcación de Galicia-Costa afronta el verano en situación de prealerta por sequía


Así lo confirmó la conselleira de Infraestructuras y Movilidad, Ethel Vázquez, quien ofreció ayuda a los ayuntamientos para incentivar el ahorro de agua y eliminar las fugas de las redes. Detalló que, ni las lluvias registradas en mayo, ni las de los últimos días, tuvieron efecto en los caudales circulantes, es decir, no fueron suficientes para cambiar la situación de prealerta por sequía prolongada que lleva padeciendo Galicia-Costa desde el mes de febrero. La evolución hidrológica y meteorológica del último mes refleja datos que obligan a mantener esta situación de prealerta, ya que después de un abril seco, mayo resultó también muy seco, con un porcentaje de precipitaciones de un 61% por debajo de lo normal. El caudal medio de los ríos en mayo fue inferior al de los últimos diez años, estando un 46% por debajo de los valores habituales para esta época; y los datos disponibles a nivel de aguas subterráneas indican un ligero empeoramiento respeto al mes de abril. En cuanto a la ocupación de los embalses, todos están estables, con las reservas de agua embalsada para abastecimiento al 93,73% de la capacidad, sensiblemente inferior al del año pasado, cuando llegaba al 98,37%.