La DGT estrena lectores de matrícula para comprobar que la ITV está en regla

La Dirección General de Tráfico hace cada vez más hincapié en una de las obligaciones de los vehículos a motor, importante, por no decir crucial, para asegurarse de que los vehículos con los que compartimos la carretera lo hacen en buenas condiciones, de seguridad, y desde el punto de vista medioambiental. Y para asegurarse del control del cumplimiento de estas obligaciones, y sobre todo de las Inspecciones Técnicas de Vehículos, más conocidas por el acrónimo ITV, la DGT estrena 30 lectores de matrícula con los que comprobará que la ITV de tu vehículo está en regla.

El sistema empleado consta de dos dispositivos, una cámara, con lector de matrículas, instalada en un trípode, y una tableta desde la que supervisar la cámara, y contrastar las matrículas leídas con una base de datos en la que, como no podía ser menos, consta la fecha de la última ITV superada por los vehículos matriculados en España.

Si el control detecta que un vehículo está circulando con la ITV caducada, los agentes de Tráfico pueden emplear la imagen captada como prueba, y emitir la correspondiente sanción.