La Diputación arrancó en Vimianzo su programa piloto para paliar la soledad no deseada


La Diputación de A Coruña puso en marcha en Vimianzo, en la Sala de Conferencias de la Casa de la Cultura, su gran apuesta para paliar la soledad no deseada en las personas mayores. En el municipio ya cuentan con una red de ‘antenas’ de más de 70 personas. Se denominan así a todas las personas que se implican en el proyecto para detectar y dar aviso ante un posible caso de soledad en personas mayores. Se garantiza el total anonimato.

Ana Lamas, diputada de Bienestar Social, expuso los puntos fundamentales de este plan junto a la alcaldesa, Mónica Rodríguez, la concejal de Bienestar Social, María José Pose; Sandra Abeijón, técnica de Servicios Sociales del Ayuntamiento y Manuel Joaquín Pérez, presidente de Nueva Works Consulting S. Coop. Gallega. Se dieron cita también agentes sociales de diversos campos, a tener en cuenta farmacéuticos, doctores, párrocos, cuerpos y fuerzas de seguridad, etc.

En este proyecto, se identificarán y categorizaranse los diferentes actores locales que prestan los servicios, además de reseñar los diferentes perfiles de personas mayores que están solas. Posteriormente, se analizará la “desconexión”, de existir, entre la oferta de servicios y programas en estos lugares y las potenciales personas usuarias, identificando los posibles factores que influyen en ella cómo pueden ser: la idoneidad de los programas en función de los perfiles a los que se dirigen los servicios o actividades, los sistemas de difusión empleados, o el grado de participación de las personas a las que va dirigido el servicio o actividad.

El objetivo es sistematizar esta propuesta de intervención a manera de metodología definitiva con la que contará a Diputación de A Coruña para transferir a los restantes Ayuntamientos de menos de 20.000 habitantes de la provincia. Para la diputada de Bienestar Social, Ana Lamas, este tipo de programas son “de especial relevancia” en una sociedad gallega en la que “hemos comprobado que se incrementan los episodios de soledad en personas mayores”. “Si algo nos trajo la pandemia fue precisamente la necesidad de que existan este tipo de servicios. Para nosotros es estratégico y vamos un paso más allá; el cuidado de nuestros mayores está en el punto número 1 de la política de acción desde el área de Bienestar Social”, destacó.

Por su parte, la alcaldesa, Mónica Rodríguez, destacó el “prolífico trabajo que desempeña la Diputación en el campo de los Servicios Sociales, especialmente desde el área de Bienestar Social”, y subraya que “hoy más que nunca es indispensable impulsar políticas públicas de cara a proteger a nuestros mayores”.