La edad de jubilación se sitúa en los 66 años


Con el nuevo año, la edad de jubilación sube a los 66 años y las pensiones se calcularán con 24 años cotizados. Se libran de este requisito las personas que han cotizado durante por lo menos 37 años y tres meses. Estos podrán disfrutar del cien por ciento de su pensión al cumplir los 65. Pero el Gobierno está estudiando una nueva reforma: el aumento del llamado periodo de cómputo para calcular las pensiones. Un documento que en breve irá al diálogo social y luego se enviará a Bruselas. El ministerio de Seguridad Social defiende la ampliación de 25 a 35 años cotizados, como garantía ante las autoridades comunitarias para lograr los fondos de recuperación. La propuesta del ministro Escrivá, que no aparece en las recomendaciones del Pacto de Toledo, se oponen no solo los sindicatos. También los propios socios de Gobierno. La ministra de Trabajo ya adelantó que votará en contra. La propuesta de reforma de Escrivá bajaría una media del 5 por medio por ciento las nuevas pensiones. Los pensionistas ya anunciaron que seguirán con las protestas en las calles contra lo que consideran una privatización del sistema público de las pensiones.