La final de la Champións será en Oporto y con público


El Estadio do Dragão de Oporto es la sede elegida por la UEFA para la final de la Liga de Campeones. Será el segundo año consecutivo en que la principal competición europea de clubes se decida en Portugal, después de que el Bayern de Múnich ganara el trofeo en el Estadio da Luz, en Lisboa, en agosto del año pasado, en una final disputada a ocho equipos de forma inédita, debido a la Covid-19.

Ahora, también es la pandemia la que motiva la elección de estadio. El partido estaba previsto en Estambul, pero como Reino Unido ha incluido a Turquía en la lista roja de países por el peligro de contagio, la UEFA ha tenido que buscar una alternativa.

Al tratarse de una final inglesa, entre el Manchester City y el Chelsea, el gobierno británico quería celebrar el partido en Wembley, pero no ha habido acuerdo con la UEFA para garantizar un acceso libre de cuarentena a Londres para todos los implicados.

Con Portugal actualmente en la lista verde por su baja incidencia de contagios, los aficionados podrán viajar libremente presentando un test PCR negativo realizado hasta 72 horas antes del vuelo. Habrá 12.000 espectadores en el estadio. Cada club finalista tendrá derecho a 6 mil entradas.