La Guardia Civil aprehendió 225 kilos de cigala fresca en el Puerto de A Coruña


Los hechos sucedieron cuando efectivos del Servicio Marítimo Provincial de la Guardia Civil de A Coruña, en el marco de un operativo contra el furtivismo, observaron como de un buque pesquero atracado en la la instalación, se descargaban directamente a una furgoneta estacionada en las proximidades 17 sacos de plástico azul cerrados con cinta.
Una vez cargados los sacos la furgoneta inició la marcha, estacionando posteriormente en la puerta de un almacén de venta mayorista, procediendo en ese momento la Guardia Civil a interceptar el vehículo y comprobar la mercancía que transportaba, constatando que los sacos contenían cigala fresca, la cual arrojó un total de 225,45 kilogramos tras su pesaje en la Lonja de A Coruña. Los guardias civiles actuantes realizaron las gestiones pertinentes, averiguando en el transcurso de las mismas que las cigalas transportadas habían sido posiblemente capturadas en la zona CIEM VIIIc, zona prohibida para la captura de esta especie, así como que estas capturas no habían sido anotadas en el DEA de la embarcación.

La Guardia Civil procedió al decomiso de la mercancía hallada y a la confección de las correspondientes actas denuncia, 3 por supuestas infracciones a la Ley 3/2001 de Pesca Marítima del Estado, captura de cigala en zona prohibida, no cumplimentación del DEA e incumplimiento del pesaje de las capturas antes de la primera venta, 2 por supuestas infracciones a la Ley 11/2008 de Pesca de Galicia, por el transporte de productos sin garantizar la trazabilidad y la tenencia de especies en veda y 1 por supuesta infracción a la Ley de Ordenación del Transporte Terrestre por no acreditar el conductor relación laboral con la empresa titular del vehículo.

Las cigalas aprehendidas fueron entregadas en la Real Institución Benéfico Social Padre Rubinos de A Coruña.