La lluvia y el viento dejan casi 200 incidencias en la comunidad gallega

Imagen de archivo del lugar de Muxía durante un temporal

  • La mayoría de ellos se debieron a la caída de árboles y ramas en las carreteras

Desde este jueves por la tarde, el 112 Galicia ha notificado 173 avisos relacionados con los adversos meteorológicos activos en Galicia. La provincia más afectada fue Pontevedra, que sumó un total de 133 incidencias; seguida por A Coruña con 21 y Ourense y Lugo, con 10 y 9 respectivamente.

La mayor parte de los incidentes estuvieron relacionados con la caída de árboles y ramas en las carreteras, tanto en arterias principales como en pistas secundarias. En este sentido, hace falta destacar el efecto que tuvo en la autovía A-55 con cuatro puntos distintos de registro de carriles cortados por troncos.

Además, el 112 Galicia tuvo conocimiento de desprendimientos de tierra y piedras originados por las fuertes rachas de viento. Así, la pasada noche, Protección Civil de Soutomaior dio cuenta de la caída de tejas en la zona de A Devesa, que originó daños en los coches aparcados en el lugar. También, en la zona de Chapela, Redondela, los Bomberos de Baixo Miño intervinieron para retirar parte de un tejado de uralita que se había desplazado con el viento. Ya en el comienzo de la jornada, un particular de Tomiño contactó con el 112 Galicia para alertar de un panel de obra desprendido que derribó un poste y parte del muro de su casa.

Junto con esto, la lluvia también tuvo consecuencias en los ayuntamientos gallegos en forma de inundaciones, tanto en viviendas como en vías de circulación. Aquí destaca el caso del ayuntamiento de Padrón, donde tuvo que actuar el GES para cortar la pista local que une Cambelas con Lamego, Rois, por el riesgo que presenta el agua acumulada en el Río Sar.

Los efectos de la borrasca también provocaron que vecinos de varias localidades se encontraran sin luz, entre ellos los de Fonte Boa, en San Cibrao das Viñas; los de Matamá y la Avenida del Aeropuerto, en Vigo; los del lugar de Anfeoz en Cartelle; o los de Vilela de Tirán en Moaña.