La NASA lanza con éxito el mayor telescopio espacial de la historia


La agencia espacial estadounidense ha lanzado con éxito el telescopio espacial James Webb, el mayor jamás construido. El lanzamiento se produjo desde el Puerto Espacial Europeo de Kourou, ubicado en la Guayana Francesa. El telescopio ha iniciado su andadura a bordo del cohete europeo Ariane 5, en la que ya es probablemente la colaboración de mayor éxito entre la NASA y la Agencia Espacial Europea (ESA) y la Agencia Espacial Canadiense. Ahora, el James Webb tiene por delante la misión espacial más compleja e importante de las últimas décadas: descubrir cómo fue realmente el origen del universo. Además, también podría ayudar a esclarecer si existe vida más allá del planeta Tierra. Su instrumentación científica le permitirá analizar las atmósferas de planetas extrasolares, en busca de biomarcadores capaces de delatar la presencia de actividad biológica en ellos.

El telescopio espacial James Webb es uno de los proyectos astronómicos más complejos de la historia reciente. Sus 14 años de retraso sobre la previsión inicial de lanzamiento, así como que su presupuesto se haya multiplicado por 20 en este tiempo (casi 10.000 millones de dólares, frente a 500), dan una idea de su envergadura. Y es que no se trata solo de avanzar un paso más en el camino iniciado por Hubble, el telescopio que tantas satisfacciones ha aportado a la ciencia, sino que supone un salto cualitativo con respecto a su predecesor.