La NASA ya trabaja en un nuevo supertelescopio


La NASA no cesa es sus innovaciones y, pese al increíble telescopio James Webb, el más potente jamás lanzado al espacio, la agencia ya ha puesto el foco en otra novedad: crear lentes líquidas para fabricar un telescopio gigantesco de un tamaño quizá 100 veces superior al Webb, en el propio espacio y así evitar el imposible envío desde la Tierra. En un nuevo artículo en su página web, la NASA escribe que está explorando nuevas formas y materiales fluidos para construir telescopios gigantes con su programa FLUTE. «Cuando se trata de telescopios, más grande es mejor», escribe. «Los telescopios más grandes recogen más luz y permiten a los astrónomos mirar más lejos en el espacio y ver objetos distantes con mayor detalle», añade. El astronauta israelí Eytan Stibbe, a bordo de la Misión Axiom 1 (que tiene previsto enviar a cuatro personas a la ISS para una estancia de ocho días), será quién lleve a cabo el experimento: explorar si es posible fabricar lentes y espejos de alta precisión en el espacio utilizando líquidos.