La nueva depuradora de Santiago alcanza una inversión de 68 millones

Foto.- Xoán Crespo.

El proyecto para la renovación de la actual estación depuradora de aguas residuales (EDAR) de Santiago de Compostela, que estará ubicada en la zona de Silvouta, ocupará los terrenos de la actual y los necesarios de una nueva parcela anexa, contará con una infraestructura cubierta y compacta, integrada con el paisaje y que minimizará los olores y ruidos emitidos mediante un sistema confinado y tratamiento desodorizado de los fungos. La instalación permitirá depurar las aguas residuales de Santiago en las condiciones que exigen las normativas vigentes, resolviendo los problemas de capacidad de la actual depuradora y evitando vertidos al río Sar sin el tratamiento idóneo. La inversión necesaria será de 68 millones de euros y estará operativa a principios del año 2026. Los detalles de esta infraestructura fueron presentados este martes en el ayuntamiento santiagués por el director técnico de Aguas de las Cuencas de España (Acuaes), –sociedad a la que se encomienda la obra–, Gerónimo Moreno; acompañado por la directora general de dicha sociedad, Rosa Cobo; el alcalde de Santiago, Xosé Sánchez Bugallo; y la conselleira de Infraestruturas e Mobilidade, Ethel Vázquez.