La OTAN aumenta la presión sobre Rusia para que destruya su nuevo sistema de misiles


La OTAN aumenta la presión sobre Rusia para que destruya su nuevo sistema de misiles.

El secretario general de la organización considera que se trata de un problema muy serio.

«Estos misiles», ha dicho Jens Stoltenberg, «tienen capacidad para transportar ojivas nucleares. Pueden alcanzar ciudades europeas en cuestión de minutos».

Los ministros de Defensa de la Alianza Atlántica se reúnen esta semana para analizar cómo salvar el Tratado de Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio. Estados Unidos amenaza con abandonarlo, el próximo 2 de agosto, si Rusia no renuncia al proyecto.

La OTAN, por su parte, prepara ya una respuesta defensiva, lo que implica que sólo desplegaría sistemas anti-misiles.