La pandemia y la división entre partidos independentistas marcan la Diada

Cataluña ha celebrado este viernes su Diada bajo las estrictas restricciones por la pandemia del coronavirus y las divisiones internas entre los partidos independentistas. Unas divisiones crecientes desde la tentativa de secesión de España de hace ahora tres años. Las organizaciones convocantes han realizado más de un centenar de actos reivindicativos en los que han participado 59.500 personas. Salvo algunas acciones de sabotaje a primera hora en varias líneas ferroviarias, las movilizaciones autorizadas han trascurrido sin mayores incidencias. Tras la convocatoria, un grupo de manifestantes ha quemado unas cajas de cartón apiladas, que representaban al que denominan régimen del 78, con el que España recuperó la democracia.