La Policía Local de Carballo reforzará el control de las normas sobre el paseo de perros

Imagen de un perro con correa_PIXABAY

  • No llevar bolsas para recoger los excrementos implica 50 euros de multa, y dejarlos en la vía pública eleva la sanción hasta 250 euros

La Policía Local de Carballo intensifica la vigilancia sobre el cumplimiento de la ordenanza de tenencia de animales domésticos en lo que respeta a los paseos por las calles, y de una manera especial en las plazas, los parques y el Paseo del Anllóns. El control se centrará especialmente en dos aspectos de la normativa: por una parte, la obligatoriedad de recoger las defecaciones de los perros, y, por otra, la de pasearlos sujetos con correa y collar.

Además de la obligatoriedad de la correa, la ordenanza municipal prohíbe que los propietarios de perros dejen las deposicións de sus animales en la vía pública. Desde el Ayuntamiento recuerdan que los propietarios están obligados a recogerlas y depositarlas de una manera higiénicamente aceptable en el contenedor verde, nunca en papeleras ni en el alcantarillado.

En el caso de perros potencialmente peligrosos, es obligatoria la utilización de una correa de menos de dos metros de longitud y de un bozo homologado y acomodado para su raza, y en ningún caso podrán ser conducidos por menores de 16 años.

Estas conductas, además de poner en evidencia una falta de civismo, constituyen infracciones de la normativa que pueden suponer multas económicas. Así, por ejemplo, llevar un perro potencialmente peligroso sin bozo o sin correa por un lugar público está considerado una falta grave que puede significar hasta 1.200 euros de sanción. No llevar bolsas para recoger los excrementos implica 50 euros de multa, y dejarlos en la vía pública eleva la sanción hasta 250 euros.