La Policía Local evita la ocupación de dos viviendas

Vehículo da Policía Local

La Policía Local de A Coruña evitó la ocupación ilegal de dos viviendas con varias dotaciones que fueron requeridas por el vecindario. En la primera de las actuaciones, que se desarrolló en un inmueble de la avenida de la Pasaxe, fueron los propios dueños los que solicitaron la puesta en escena de los agentes en su casa que fue violentada por una familia. Según les contaron, los okupas les causaron distintos daños en la propiedad hasta se instalar en ella con la intención de hacerla suya. También les profirieron diferentes amenazas e incluso trataron de jalearlos con un perro de raza potencialmente peligrosa, justificando su decisión en la existencia de menores a su cargo. Ante estos indicios y dado el poco tiempo que transcurrió desde la ocupación, la policía entró por la fuerza a recriminarles que retiraran sus pertenencias y abandonaran el lugar, además se impidió su retorno. Seguidamente, tramitaron diligencias penitenciarias al juzgado de guardia y una denuncia por infracción a la Ley de protección de la seguridad ciudadana. Estas mismas personas fueron desalojadas el pasado día 20 de julio de otra casa, situada en la parroquia de Santa Eulalia de Liáns (Perillo, Oleiros), donde residían desde el principio del verano.

La segunda intervención fue en un piso de la calle Colombia, de propiedad municipal y en el que vivía hasta hace poco una mujer, que murió hace poco. Según relataron las/os vecinas/os, el joven okupa entraba y salía por una ventana ya que la entrada no tenía señales de que había sido violentada. La policía lo localizó en las cercanías y el okupa reconoció la responsabilidad de los hechos que se le atribuían, pero aseguró que no había estropeado ni se había apropiado de nada. Los agentes no apreciaron signos de violencia ni de ocupación, por lo que solicitaron el apoyo del servicio de Bomberos para cerrar y asegurar la ventana de la vivienda.