La RFEF endurece las medidas contra el coronavirus en Segunda B


La RFEF recomienda, a partir de ahora, viajes individualizados siempre que se pueda y, en caso de que no haya más remedio que hacerlos colectivos, que los integrantes lleven mascarilla en todo momento. También será obligatorio que los jugadores pasen test entre 72 y 48 horas antes de cada partido. Serán los delegados de cada equipo, mediante declaración verbal jurada que el árbitro recogerá en acta, los que afirmen que los jugadores han pasado los test y son negativos. Todos los equipos que a partir de la próxima jornada del 14 y 15 de noviembre, cualquier equipo que no presente el número mínimo de jugadores con resultado negativo de los test obligatorios no podrá disputar el partido.