La Unión Europea selecciona Galicia para formar parte de la misión de adaptación al cambio climático


Una iniciativa cuyo objetivo es apoyar a las comunidades para acelerar su transformación hacia la resiliencia climática, prestándoles ayuda para comprender, prepararse y gestionar mejor los riesgos introducidos por este fenómeno.

La conselleira de Medio Ambiente, Territorio y Vivienda, Ángeles Vázquez, destacó que con esta adhesión, Galicia tendrá la oportunidad de situarse a la vanguardia en la mitigación del cambio climático compartiendo experiencias y aprovechando sinergias junto con otras regiones.

Además, la Comunidad ratifica su compromiso de apostar por la neutralidad climática e impulsar los esfuerzos de adaptación a través de la participación de los ciudadanos en el proceso de toma de decisiones y mediante el estímulo de inversiones públicas y privadas.

En esa línea, según recordó Ángeles Vázquez, el Gobierno gallego mantiene una firme apuesta por una Galicia neutra, verde y resiliente, tal y como constata el hecho de que la Consellería de Medio Ambiente, Territorio y Vivienda cuente con un departamento específico para abordar todas las cuestiones relativas a esta materia.

Así, la Dirección General de Calidad Ambiental, Sostenibilidad y Cambio Climático impulsó en 2019 la Estrategia Gallega de Cambio Climático y Energía 2050 (EGCCE), en el marco de la que ya se desarrollaron actuaciones que abarcan las diferentes áreas de trabajo de la Misión de Adaptación al Cambio Climático.

A mayores, consciente tanto de la importancia de la investigación como base de conocimiento para la toma de decisiones como del carácter transversal de esta cuestión, la Xunta creó la Comisión Interdepartamental para el Impulso y Coordinación de la EGCCE 2050 para garantizar la implicación de los diferentes departamentos. Para concluir, la conselleira destacó que actualmente está en fase de elaboración a Ley gallega del clima, una norma, prevista para el próximo año, que fijará que todas las políticas, estrategias, planes de acción y regulaciones que se impulsen desde lo Gobierno gallego deberán ponderar sus efectos sobre este fenómeno mundial.

De este modo, las medidas y acciones que se diseñen y desarrollen en Galicia defenderán los principios de precaución y de responsabilidad medioambiental, de manera que se prioricen las posturas de protección; lo de sostenibilidad, para construir una sociedad más evolucionada, justa, responsable y resiliente; y los de diligencia medioambiental y no causar perjuicio significativo, de manera que todas las respuestas al cambio climático beneficien a la totalidad de la población.