La Xunta agilizará el pago de las ayudas concedidas a los taxistas que adquirieron vehículos adaptados y de bajas emisiones

Taxi_servimedia.es
  • Se estima que se podrán beneficiar de estas medidas un total de 170 profesionales

La Xunta de Galicia agilizará el pago de las ayudas ya concedidas a los profesionales del taxi que adquirieron vehículos adaptados a las personas con movilidad reducida, coches eléctricos o de bajas emisiones. El Gobierno gallego tratará así de inyectar liquidez y aliviar la carga de aquellos trabajadores del sector que recién realizaron inversiones para la renovación de vehículos. Se estima que se podrán beneficiar de estas medidas un total de 170 profesionales.

La conselleira de Infraestructuras y Movilidad, Ethel Vázquez, y el director general de Movilidad, Ignacio Maestro, mantuvieron un encuentro, por videoconferencia, con el presidente de la Federación de Autónomos del Taxi de Galicia (FEGATAXI) y con el presidente de Radio Taxi, Antonio Vázquez, en la que abordaron el impacto que están teniendo en el sector las restricciones de la movilidad derivadas del estado de alarma y la situación de emergencia sanitaria en Galicia.

El Gobierno autonómico estableció un canal de asesoramiento con el sector en relación con el impacto de la crisis sanitaria en su actividad profesional. Les informó a los taxistas sobre la nueva línea de financiación abierta por la Xunta para inyectar liquidez inmediata la pymes y autónomos afectados por las consecuencias del COVID-19 y se comprometió a analizar las respuestas más idóneas para sus dudas laborales.

Los representantes de los taxistas informaron, asimismo, de la preocupación de los trabajadores por la falta de medios de prevención, ante lo qué la Xunta informó de que ya le dio traslado al Ministerio de Transporte de las necesidades de los distintos profesionales del transporte de contar con equipos de protección individual.

La Consellería de Infraestructuras y Movilidad les aseguró a los representantes de los taxistas que la Xunta mantendrá ante esta situación extraordinaria su actitud de apoyo y colaboración con un sector del que dependen unas 5.000 familias en Galicia.