La Xunta cierra la hostelería y las actividades no esenciales en 60 municipios durante un mes


  • El presidente de la Xunta aseguró que estas nuevas restricciones fueron adoptadas para “intentar evitar un confinamiento domiciliario”

Bares, restaurante y actividades no esenciales cerrarán en 60 ayuntamientos de Galicia durante un mes. Así lo anunció este miércoles el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, en una comparecencia para explicar las medidas tomadas por el comité clínico que entrarán en vigor a partir de las 00:00 horas de este sábado (aunque en un principio estaban previstas para este viernes a las 15:00 horas). Medidas, aseguró el presidente, que fueron adoptadas para “intentar evitar un confinamiento domiciliario”.

Intervención del presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo.

Estas nuevas restricciones afectarán a diversos ayuntamientos, entre los que se encuentran las siete grandes ciudades gallegas que actualmente ya cuentan con restricciones perimetrales. De este modo, las ciudades y zonas que tendrán mayores restricciones serán: A Coruña, junto con Arteixo, Culleredo, Cambre y Oleiros; el ayuntamiento de Lugo en solitario; Santiago con Ames, Boqueixón, Oroso, O Pino, Teo, Trazo, Val do Dubra y Vedra; Ferrol, con Ares, Fene, Neda, Narón y Mugardos; Ourense, con Amoeiro, Barbadás, Coles, O Pereiro de Aguiar, San Cibrao y Toén; Pontevedra, con Vilaboa, Ponte Caldelas, Poio, Marín, Barro, Campo Lameiro, Cerdedo-Cotobade y Soutomaior; Vigo con Mos, Nigrán, Gondomar, O Porriño y Redondela.

También se acogen a estas limitaciones 17 localidades más pequeñas que presentan altos índices de contagios como son Vimianzo, Monforte, Burela, Viveiro, O Carballiño, Verín, Xinzo, Cangas, A Estrada, Lalín, Silleda, Ponteareas, Tui, Cambados, O Grove, Vilanova de Arousa y Vilagarcía de Arousa.

¿Cuáles son las nuevas restricciones?

En todas las zonas anteriomente mencionadas estarán permitidos el 100% de los movimientos para ir a trabajar, a la escuela, a atender cuidados necesarios de menores y mayores, o acudir a centros sanitarios. Además, el comercio seguirá funcionando con los mismos criterios del resto de Galicia.

La peor parte se la lleva la hostelería: bares y restaurantes deberán cerrar y solo podrán ofrecer el servicio de comida a domicilio o para recogida. La práctica deportiva queda restringida a deporte individual y se reducirá el aforo en un 50% en los establecimientos culturales.

En lo relativo a la movilidad también habrá restricciones, quedando prohibido entrar o salir de las áreas afectadas excepto por razones laborales y actividades esenciales. Además, Feijóo destacó que se reducirá el aforo en el transporte público no escolar en todo el territorio gallego.

“Toca ampliar las limitaciones por nuestra salud y por la salud de los nuestros. Pero también toca hacerlo por la economía, porque cuanto más se tarde en actuar, más difícil y larga será la contención y más profunda, por tanto, la afectación económica”, subrayó.