La Xunta ofrece hasta junio 17 actuaciones escénicas en la Costa da Morte


Será en el marco de la programación de la Red Gallega de Teatros y Auditorios (RGTA). Las funciones se organizan en colaboración con los ayuntamientos de Carballo, Cee, Muros y Vimianzo, integrantes de la Red. La cartelera con todas las funciones y horarios se puede consultar en Cultura de Galicia y en el web de la Axencia Galega das Industrias Culturais.

El Pazo da Cultura de Carballo acoge siete exhibiciones en las que se incluyen obras de teatro y de danza. La programación prevista comienza el 26 de marzo con O premio, de La Quintana Teatro, una comedia sobre la situación que viviremos en un futuro próximo derivada del progreso tecnológico y la lucha hacia el éxito económico, sentimental y social.

La danza será la protagonista de las funciones previstas para abril, con las coproducciones con el Centro Coreográfico Gallego Emigrantas, de Kirenia Danza, el día 9; y Bailar ahora, de Marta Alonso Tejada y la compañía Traspediante, el 16. Además, en este mes se exhibirá Nina Ninette, de Paula Quintas, también de Traspediante, el 18; y After the party, de Thomas Noone Dance, el 23. Ya en mayo, el día 8, se exhibirá Bernarda, de Malasombra Producciones, y el día 9 Cartoóns, de Producciones Teatráis Excéntricas, dirigida a público familiar.

Funciones en Cee y Vimianzo

Cee también arranca el circuito en marzo, con 32 m2, de ButacaZero, el día 27, un enredo sobre el confinamiento, lleno de poética y un humor tan absurdo como popular, con el que todo el público podrá sentirse identificado. Ya el 24 de abril se representará la función de nuevo circo para público familiar The Show Moscón, de Galitoon; y el 15 de mayo A lingua das bolboretas, de Sarabela Teatro. El auditorio de la Casa de la Cultura acoge las representaciones.

Finalmente, Vimianzo exhibirá en el Auditorio de la Casa de la Cultura Conexión Pingüino, de Culturactiva, el 17 de abril, una reflexión cómica sobre la incomunicación en la era de la comunicación, a través de dos tiempos y dos voces. Por una parte, la pieza trasladará el público al año 1923, en una famosa expedición al polo sur magnético, y, por otra, la una conferencia formal que casi un siglo después rememora aquella hazaña.