La Xunta recibe 6 ofertas para ejecutar las sendas de Montecelo y Bormoio, en Coristanco

Visita de la conselleira Ethel Vázquez a la zona el pasado mes de julio_Cedida.

La Consellería de Infraestructuras y Movilidad recibió las ofertas de 6 empresas para ejecutar las obras de las sendas de Montecelo y Bormoio, en el ayuntamiento de Coristanco, a las que se destinará una inversión autonómica de 777.000 euros para favorecer los desplazamientos a pie hacia el centro comercial Carrefour. Se prevé que las obras se inicien en el último trimestre del año con el objetivo de que en verano del 2023 los vecinos dispongan ya de los nuevos itinerarios peatonales, pues tienen un plazo de ejecución de 8 meses.

Las sendas se localizarán en varios trechos de la carretera autonómica AC-552, concretamente entre los puntos kilométricos 24 400 y 34 860, y 44 300 y 45 080. Los nuevos itinerarios darán continuidad a la senda puesta en servicio en febrero, un itinerario de 2,5 km que va desde la salida de Carballo hasta el inicio de las aceras de Coristanco, con una inversión de la Xunta de 1,1 M€.

Se construirán en total algo más de 1,3 km de sendas en hormigón colorado en tierra para hacerlas más visibles y para una mejor integración en el entorno. Serán itinerarios de uso fundamentalmente peatonal, con un ancho mínimo de 2 metros, que mejorarán la movilidad de los vecinos.

El primero de los itinerarios previstos en la AC-552, en Montecelo, irá desde el final de la senda que viene de Carballo hasta el entorno del centro comercial Carrefour. Se ejecutará por el margen izquierdo de la vía y tendrá una longitud de 800 metros.

En este tramo hay una zona donde ya hay aceras, por lo que la senda prevé su renovación, aprovechando el trazado y redefiniendo la sección transversal. En la zona de suelo rústico, donde no hay aceras se habilitará la nueva senda peatonal y se aprovechará para acondicionar la curva existente.

En el núcleo de Bormoio, donde se ejecutará el segundo tramo de senda, el itinerario tendrá una longitud de 560 metros e irá por la margen derecha de la carretera, entre Agualada y el acceso al cementerio de Agrilloi. En este trecho, a su paso por el río Calvar, se ampliará el puente mediante un voladizo que permitirá la integración en la plataforma del espacio necesario para darle continuidad a la senda en ese punto.

Los trabajos se completarán con la mejora del drenaje en aquellas zonas donde ya existe red de pluviales y, donde no hay, con la dotación de colectores y la colocación de los pozos de registro necesarios para la conexión con las alcantarillas, además de pequeños muros de contención.

Las intervenciones cuentan con financiación de la Unión Europea de los fondos Feder 2014/2020 y de los fondos REACT EU.