Las residencias y centros de día podrán seguir abiertos en ayuntamientos con restricciones

Residencia de mayores_Xunta de Galicia
  • La Xunta establece tres niveles de riesgo con diferentes medidas en función de la aparición y control de un brote

Este viernes entran en vigor los nuevos protocolos de prevención para los centros de día y residenciales aprobados por el comité clínico de la Xunta de Galicia. El objetivo es mantener de manera segura la actividad en los centros de atención diurna y las visitas de familiares en las residencias, aunque estas instalaciones se encuentran en municipios o lugares con restricciones por la Covid-19.

Para poner en marchas estas actuaciones será necesario que los locales instauren grupos de convivencia estables de un máximo de 10 usuarios. Además, la Xunta establece tres niveles de riesgo (bajo, medio o alto) en función de la aparición y control de un brote.

Niveles de riesgo en los centros de atención diurna
En los centros de día para personas mayores con un riesgo bajo se recomienda no realizar actividades grupales, excepto los grupos estables de convivencia de 10 personas. Con un riesgo medio, solo podrán realizar actividades grupales los grupos de convivencia. Cuando el riesgo es alto estos grupos se reducirán a 5 personas.

Se flexibilizan las visitas en las residencias
Con riesgo bajo se permitirán visitas de tres o más personas de referencia una vez al día, y también se permitirán las salidas al exterior del recinto una vez al día. El personal externo podrá acudir al centro para llevar a cabo las actividades pertinentes.

Con un nivel de riesgo medio, serán dos las personas de referencia y las visitas se espacian a dos por semana y, en una situación de nivel de riesgo alto, solamente podrá acceder al centro para visitas una persona de referencia, una vez a la semana.

A ser posible, la visita se desarrollará en un lugar abierto ajardinado y, cuando no exista esa posibilidad, se habilitará una sala específica cerca del acceso, ventilada con aire exterior y con circuitos de entrada y salida. Solo se realizarán visitas en la habitación en el caso de personas residentes encamadas o en la fase final de la vida.

El protocolo también recoge que las personas con discapacidad que realizan habitualmente salidas de fin de semana al domicilio familiar puedan seguir haciéndolo y que se les realizará un test cuando vuelvan al centro.