Las rupturas matrimoniales en España disminuyen más de un 40% durante el confinamiento

Imaxe dunha voda_PIXABAY

  • En Galicia se presentaron entre abril y junio 872 demandas para finalizar la vida conyugal, frente a los 1.471 del año pasado

La crisis sanitaria causada por la Covid-19 también ha tenido efecto en las rupturas matrimoniales en nuestro país. Según los datos ofrecidos este lunes por la Sección de Estadística del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), el número de demandas de disolución matrimonial -tanto separaciones como divorcios- se redujo en un 42,1 % respecto al segundo trimestre de 2019.

Desde el CGPJ se indica que todas todas las formas de disolución matrimonial han acusado una disminución interanual superior al 40%. Las 9.552 demandas de divorcio consensuado son un 41,8 % menos que las presentadas en el mismo trimestre de 2019, mientras que las 6.264 demandas de divorcio no consensuado son un 42,4 % menos. Por lo que respecta a las demandas de separación, las 446 demandas de separación consensuada representan un 46,4 % menos que un año antes y las 214 no consensuadas, un 41,7 % menos que las presentadas el mismo periodo de 2019.

Estos datos se corresponden con los meses en los que estuvo vigente el estado de alarma, por lo que diversos factores asociados al mismo causaron también un descenso de la actividad judicial.

Canarias, Murcia y Comunidad Valenciana, los territorios con más divorcios El mayor número de demandas de disolución por cada 10.000 habitantes se ha dado en Canarias, con 5,3. Junto con Murcia, 54,2; la Comunidad Valenciana, 5; Cataluña, 4,9; Islas Baleares, 4,7; La Rioja, 4,6; Andalucía, 4,5; y Cantabria, 4,4, todas ellas superan la media nacional, que es de 4,3.

Las más bajas se han dado en Madrid, con 3,4 demandas de disolución matrimonial por cada 10.000 habitantes; Castilla y León, 3,7; Aragón y Galicia, 3,8; y Extremadura y País Vasco, 3,9.

En los juzgados de la comunidad gallega se presentaron entre abril y junio 872 demandas para finalizar la vida conyugal, frente a los 1.471 del año pasado, lo que significa un descenso del 40, 7%.