Las UCIS de los hospitales gallegos incrementarán los boxes individualizados


La pandemia mostró que el sistema de boxes abiertos en las UCIS no resultaba operativo porque los pacientes corrían el riesgo de infectarse, lo que obligó, en los meses peores del coronavirus, a dejar inutilizadas camas para garantizar las distancias de seguridad. Para evitar en el futuro ese tipo de situaciones, la Xunta está implantando un nuevo sistema, siguiendo una política de humanización que, en la práctica, consiste en la transformación de los boxes en cubículos individualizados que, además de prevenir cualquier tipo de infección, garantizan la intimidad del paciente al tiempo que eliminan la contaminación ambiental y luminosa.

El nuevo modelo ya es una realidad en el Hospital Clínico de Santiago, en el que se invirtieron 1,1 millones de euros, lo que permitió que el número de boxes individualizados hubiese pasado de 2 a 10. Se elimina así la configuración abierta que se da en la mitad de las UCIS españolas, que es un modelo a superar, para alcanzar un sistema más moderno, confortable, seguro y operativo.

El presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, anunció que las UCIS de los hospitales gallegos incrementarán estos boxes individualizados para garantizar la seguridad y la intimidad de los pacientes.