Los centros residenciales recibieron 400 dispositivos para la comunicación de los usuarios con sus familias

Imaxe de arquivo dun teléfono móbil_PIXABAY

Centros residenciales de mayores, atención a la discapacidad y de menores de Galicia recibieron más de 400 teléfonos móviles y tablets para facilitar la comunicación de los usuarios con sus familiares durante las medidas de confinamiento que se están produciendo durante la emergencia sanitaria. Estos dispositivos, que fueron cedidos por Cenor electrodomésticos, la compañía telefónica Orange, la Fundación Profuturo y Fundación La Caixa, sirven para mantener el contacto entre los residentes y sus familias, ya que la situación derivada de la emergencia sanitaria impide las visitas en los centros residenciales desde el pasado 16 de marzo como medida de precaución para evitar contagios. Con esta aportación se procuró dar solución a una situación que preocupaba a las personas que viven en los centros residenciales de servicios sociales y sus familias. Aunque se intensificó el contacto telefónico en estos centros, se decidió dar un paso más y hacer uso de los avances tecnológicos para que pueda producirse también un contacto visual. Además, esta donación de dispositivos móviles se convierte en una muestra más de la solidaridad que todo el tejido social gallego está mostrando en esta pandemia, ya que desde el primer momento se pusieron en contacto con la Administración autonómica para hacer llegar su ayuda.