Los XXIV Premios de Teatro María Casares ya tienen ganadoras y ganadores


Un total de 16 espectáculos aspiraban este año a hacerse con alguno de los catorce galardones en los que se dividen los María Casares, organizados por la Asociación de Actores y Actrices de Galicia (AAAG) con la colaboración de la Xunta de Galicia, la Diputación de A Coruña y la Fundación AISGE.

En este 2020, en el que la tradicional gala fue suspendida por culpa de la pandemia y sustituida por una entrega virtual que se hizo pública a través de la red, diez espectáculos recibieron algún premio. El espectáculo Bernarda, de Malasombra Producciones, acaparó el mayor número de galardones de esta edición, al llevar los premios en las categorías de espectáculo, texto original (Jose Prieto), actriz secundaria (Celia González) y dirección (Jose Prieto). Este último galardón, el de dirección, fue compartido ex aequo con María Peinado, directora del espectáculo Mi mundo no es de este reino, de Teatro de la Ramboia, quien también llevó el galardón a la adaptación-traducción. Así, esta obra se hizo finalmente con dos galardones, los mismos que Liberto, de Rebordelos, que ganó en los apartados de actriz protagonista (Rocío González) y de música original (Lucía Aldao). Por su parte, Umm! Una comedia musical para chupar los dedos, de Avento Teatro, consiguió el premio al espectáculo infantil.

Otros seis espectáculos consiguieron un galardón en estos XXIV Premios de Teatro María Casares. Idiota, de Redrum Teatro, consiguió el premio al mejor actor protagonista (Machi Salgado); MedidaxMedida, de Producciones Teatráis Excénctricas en coproducción con el FIOT, consiguió el premio al mejor actor secundario (Josito Porto); Neorretranca y posmorriña, del Centro Dramático Galego, se alzó con el premio de escenografía (Marta Pazos); El empapelado amarillo, de La Quinta del Cuadrante, lo llevó en el apartado de Iluminación (Laura Iturralde); Después de las ondas, de ButacaZero, consiguió el María Casares de vestuario (Carlos Pinilla), y Vida de Perros, de Talía Teatro, obtuvo el de maquillaje (Martina Cambeiro).

Por categorías, las ganadoras y ganadores son:

Maquillaje: Martina Cambeiro por Vida de Cans (Talía Teatro)

Vestuario: Carlos Pinilla por Despois das ondas (ButacaZero)

Iluminación: Laura Iturralde, O empapelado amarelo (A Quinta do Cuadrante)

Escenografía: Marta Pazos, Neorretranca e posmorriña (Centro Dramático Galego)

Música original: Lucía Aldao por Liberto (Rebordelos)

Texto Original: Jose Prieto por Bernarda (Malasombra Producións)

Adaptación-traducción: María Peinado por O meu mundo non é deste reino (Teatro da Ramboia)

Actor secundario: Josito Porto, por MedidaxMedida (Producións Teatráis Excéntricas-FIOT)

Actriz secundaria: Celia González por Bernarda (Malasombra)

Actor Protagonista: Machi Salgado por Idiota (Redrum Teatro)

Actriz protagonista: Rocío González por Liberto (Rebordelos)

Dirección: Jose Prieto por Bernarda (Malasombra) e María Peinado por O meu mundo non é deste reino (Teatro da Ramboia)

Espectáculo infantil: Umm! Unha comedia musical para chupar os dedos, de Avento Teatro.

Espectáculo: Bernarda, de Malasombra.

Flor Maceiras recibió el Premio de Honor Marisa Soto y, en su discurso, agradeció el reconocimiento recibido y señaló que “el teatro es un derecho de la ciudadanía, no un privilegio de la gente que lo hacemos”. “Y para que la gente pueda ejercer sus derechos, tiene que tener acceso y tiene que haber una administración pública, local, gallega, estatal, que se debe implicar en la inversión”, señaló Flor Maceiras, quien también quiso recordar una parte fundamental de la estructura teatral: la formación. “Este es un premio no tanto a mí y sí más la gente que siempre estuvo empeñada en la formación teatral en Galicia”, finalizó Flor Maceiras.

Por último, también se escuchó la actriz Isabel Risco al leer su Manifiesto Gallego en el Día Mundial del Teatro. “ EI CARBALLEIRA! Este grito lleno de aire purificador de las que aman la comedia, que aleja los virus todos, aumenta las defensas de nuestro organismo, es medicina natural porque solo el pueblo salva el pueblo; ve para quien manía en la idea de concederles a quién ejerce oficio tan honroso, de una orilla y de otra de las bambolinas, la titulación de proscritas y proscritos, sustancias psicotrópicas que alteran la percepción de su realidad porque en vez de eso hacen abrir los ojos y acechar las orejas. EI TEATREIRAS!”, leyó Risco en su Manifiesto.