Lugo finalizó un San Froilán para olvidar


Lugo celebró este lunes los últimos actos de las fiestas del San Froilán, unos festejos que se vieron muy condicionados por la pandemia y que no pudieron desarrollarse con la normalidad que les gustaría a vecinos y visitantes. Todos y todas asistieron resignados a un San Froilán en que faltaron los característicos stands del pulpo, las barracas y atracciones, los fuegos artificiales o los grandes conciertos. Una situación que, aseguran, no fue agradable pero que tiene que ser así para evitar males mayores. Desde el sector hostelero y el comercio califican de muy importantes las pérdidas derivadas de no poder celebrar la fiesta con normalidad. Ahora solo queda confiar en que la situación mejore de cara a las patronales del año que viene y mismo para el próximo Arde Lucus que tendrá lugar en junio de 2021.