Luz verde de la UE a una misión naval contra la entrada de armas en Libia


El Consejo de la Unión Europea dio luz verde este martes a la operación «Irini», una misión naval comunitaria en el Mediterráneo. Su objetivo es reforzar el cumplimiento del embargo de armas hacia Libia decretado por las Naciones Unidas para acabar con la injerencia militar extranjera.

Este paso ha sido posible después de que los Veintisiete llegaran a un acuerdo sobre qué hacer con las personas que eventualmente los barcos de la misión rescaten en el mar, teniendo en cuenta que su misión principal no será combatir a las mafias migratorias sino centrarse en el embargo de armas a Libia.

Borrell ha reconocido que el acuerdo «no ha sido fácil», pero celebra su puesta en marcha. Irini, que significa paz en griego, estará activa como mínimo durante un año, hasta el 31 de marzo de 2021. Esta nueva operación militar sustituirá a «Sofía», la misión que desde junio de 2015 patrullaba el Mediterráneo para combatir el tráfico de personas frente a las costas libias.

La misión podrá llevar a cabo inspecciones de embarcaciones en alta mar frente a la costa libia sospechosas de llevar armas o material relacionado, de acuerdo con la resolución 2292 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, de 2016.

Borrell espera que esto suponga una «importante contribución» para el proceso de paz en Libia.