Más de medio millar de personas disfrutaron de la Fiesta de los Mayores de Muxía


Tras dos años de parón por la emergencia sanitaria de la covid-19, más de 550 personas disfrutaron este sábado de la Fiesta de los Mayores de Muxía, una jornada única siendo la primera vez que este equipo de gobierno organizó esta festividad tan simbólica para la Villa de la Barca.

Tras la misa de las 11:00 h cantada por la Coral Polifónica Virgen de la Barca en el Santuario de Nuestra Señora de la Barca, los comensales hicieron entrada en el recinto sobre la 13.30 h para recibir, de manos del alcalde, Iago Toba, y de los concejales, Olalla Benlloch y Javier Romar, regalos varios y recuerdos. Bolígrafo conmemorativo de la fiesta, una pañoleta con el escudo del Ayuntamiento de Muxía, así como una tarjeta de bienvenida pusieron el punto de partida a este gran día.

Otra de las grandes novedades fue el menú, en el que al entrante, al pulpo y a la carne se sumó un invitado especial, los langostinos, que fueron toda una sorpresa para los comensales.

El grupo de musica tradicional ‘Xaramiños do Corpiñ’ amenizó la entrada de los comensales en el polideportivo y tras la comida tuvo lugar el esperado concierto de la reina de verbena gallega, Pili Pampín, que hizo las delicias de todos los presentes. Como final de fiesta, Grupo Élite y Manolo Delfín pusieron la guinda a una jornada muy especial.

Iago Toba quiso agradecer “a todas las personas que quisieron acercarse a vivir este día tan especial y, tal y como reza la tarjeta de bienvenida que tuvieron los comensales, lo más importante es poder compartir este momento inolvidable con todos ellos”.