Mesía contará con un jardín sensorial y un bosque comestible


La Xunta de Galicia promueve tareas de conservación del enclave natural a través del campo de voluntariado Arboretum con actividades como la plantación de un jardín sensorial o de un bosque comestible. La directora general de Juventud, Participación y Voluntariado, Cristina Pichel, se acercó hasta Mesía para conocer los jóvenes responsables de estos trabajos, de entre 18 y 30 años y procedentes de diferentes comunidades españolas así como de Italia, Francia y México.

En concreto, estos 14 voluntarios se encargan de crear un jardín que estimule por una parte el olfato, con plantas y hierbas aromáticas, y por la otra el oído y el tacto, dado que este jardín se debe recorrer con los pies descalzos. Además, plantarán un bosque comestible y construirán hoteles de insectos, nidos para aves y casas para murciélagos. Al margen de estas tareas, aprovecharán para visitar lugares próximos como Santiago de Compostela, Lugo, Corrubedo o el Castro de Baroña, y para realizar talleres de cestería y queso o fiestas. El programa culminará este sábado con una visita guiada al resultado de su esfuerzo dirigida a los vecinos de la localidad.

Durante la visita, la directora general destacó el gran valor del voluntariado para preservar, ampliar y mejorar importantes zonas naturales de nuestra comunidad. En este sentido, aseguró que estas actividades refuerzan entre los jóvenes competencias fundamentales para su desarrollo, como la sensibilización sobre el medio natural, y les permiten relacionarse y hacer nuevas amistades.